¿Las aceitunas engordan?

Desmentimos el mito de que las aceitunas engordan

Existen determinados productos gastronómicos que por creencia popular tendemos a pensar que engordan. Sin embargo, a muchos les persigue una mala fama injustificada, como es el caso de las aceitunas. Entonces, ¿las aceitunas engordan? Las respuesta es no y de hecho, si nos ponemos a pensarlo con detenimiento, no tendría sentido que un producto como el aceite de oliva virgen extra sea tan saludable y otro que se utiliza para su elaboración no lo fuera. El objetivo de este artículo, por tanto, no es otro que el de desmentir la idea de que las aceitunas engordan.

Desmintiendo el mito de que las aceitunas engordan

Existen diferentes estudios que desmienten la falsa creencia de que las aceitunas engordan y que, además, ponen de manifiesto que se trata de un alimento muy nutritivo y saludable encuadrado dentro de la dieta mediterránea.

No hay más que analizar las calorías que aporta este delicioso producto para desmentir por completo que las aceitunas engordan. En este sentido, se calcula que alrededor de una docena de aceitunas no suman más de 40 kilocalorías. De hecho, lo recomendable para poder aprovechar todos los nutrientes de las aceitunas es consumir aproximadamente 7 aceitunas diarias, que serían equivalente a unas 37 calorías.

Lo mejor de todo es que se trata de un alimento saciante, un gran tesoro cuando estamos a dieta. Así, estés o no a dieta, si llega la hora del aperitivo, ya no tendremos que decir más la frase de “aceitunas no, que engordan”. Tampoco tendrás que contenerte a la hora de comprar aceitunas gourmet como las que encontrarás en tiendas delicatessen como GODEA.

Beneficios nutricionales de las aceitunas

Ahora bien, además de tener claro que el mito de que las aceitunas engordan es falso, seguramente querrás saber cuáles son todas esas ventajas nutricionales que hemos mencionado.

Para empezar, las aceitunas cuentan con componentes de gran calidad que también están presentes en el aceite de oliva virgen, como es el caso del ácido oleico, de los polifenoles o de la vitamina E, todos elementos fundamentales para el cuidado de la salud cardiovascular. Igualmente, las aceitunas son antioxidantes, por lo que su consumo nos ayuda a frenar el envejecimiento.

Además, nos aportan fibra, hierro y calcio, elementos que nunca hubiéramos pensado encontrar en las aceitunas. Por último, las aceitunas nos ofrecen grandes dosis de energía saludable gracias a los ácidos grasos monoinsaturados que contienen.

Sumado a todo ello, hay que tener en cuenta que las aceitunas son uno de los productos más típicos, no solo de nuestra gastronomía, sino de la dieta mediterránea en general, y que además es muy económico.

¿Por qué no aprovechar siglos de tradición cuando se trata de un producto tan saludable como las aceitunas?


Productos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *