Conservación de embutidos ibéricos, ¿sabes cómo se hace?

Conservación de embutidos ibéricos, consejos prácticos

Hoy te dejamos unas ideas de conservación de embutidos ibéricos. A la hora de consumir, cortar y conservar cualquier embutido ibérico propio de la gastronomía española hay que tener en cuenta una serie de cuestiones, pues muchas veces empezamos un lomo, un chorizo o un jamón ibérico de bellota y nos preguntamos, ¿se podrá meter en la nevera?, ¿lo guardo en papel de aluminio, en plástico o al vacío?

Conservación de embutidos ibéricos, trucos

La conservación de embutidos ibéricos es un aspecto a tener muy en cuenta durante todo el año, aunque bien es cierto que durante los meses más fríos es un tema más fácil de tratar que en épocas más calurosas, debido a que las altas temperaturas pueden hacer que el producto gourmet se vuelva más perecedero.

  • Conservación de embutidos ibéricos loncheados: en muchas ocasiones compramos embutidos ibéricos loncheados en charcuterías, debes saber que en este formato el producto tiene una duración menor que en piezas enteras. Para una buena conservación de embutidos ibéricos cortados en lonchas, debemos colocar una loncha encima de otra, formando una torre, envolverlo todo en papel de film transparente y guardarlo en el frigorífico.
  • Conservación de embutidos ibéricos en caña: en ocasiones no compramos el embutido loncheado, sino que somos nosotros mismos los que cortamos las lonchas en casa de una pieza entera de lomo ibérico, diferentes tipos de salchichón, chorizo, etc. Por ello, como primer truco, te recomendamos que cortes únicamente la cantidad de embutido ibérico que se vaya a comer en ese momento. Si por las razones que fueran, has cortado más de lo que te has comido, ¡no quites la piel a las rodajas que no se coman! La explicación de esto es que la piel actuará como protector del embutido gourmet, evitando que el mismo se seque. Por otro lado, para la conservación de la pieza de la que hemos obtenido las lonchas, tenemos dos opciones, o bien colgarla en una barra con la parte de la pieza abierta mirando al suelo, o bien tapando la parte abierta con papel, siendo el papel ideal el reciclado o cartón, ya que estos no se quedan pegados al embutido ibérico.
  • Conservación del jamón ibérico: para conservar embutidos ibéricos como el jamón ibérico, un aspecto a tener muy en cuenta es que estas piezas deben estar aireadas, por lo que una buena opción será colocarlas en un jamonero. Cuando comiences a consumir el jamón ibérico es importante que guardes la corteza y las capas de grasa que se van quitando al cortar el producto, con el objetivo de colocarlas encima del corte, ya que las mismas evitan que la pieza se seque. También es aconsejable tapar el jamón ibérico con un paño limpio para que no se seque ni pierda jugosidad.

¿Con ganas de un buen embutido ibérico? ¡A nosotros se nos ha abierto el apetito! Si a ti también, te recomendamos que visites nuestra tienda gourmet online donde encontrarás una gran selección de los mejores embutidos ibéricos del país.


Productos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *