Ventresca de bonito, una exquisitez venida del mar

Ventresca de bonito, un pescado de calidad

En el despiece del bonito del norte no hay parte que se desperdicie, pero sin duda una de las más cotizadas e interesantes por su textura y calidad es la ventresca de bonito. Esta pieza del bonito posee una forma triangular y, como su propio nombre indica, alude a la parte del pez donde se encuentra situada, en la zona del vientre del bonito.

Ventresca de bonito ¿por qué gusta tanto?

La ventresca es la parte del bonito del norte que guarda unas características únicas que le atribuyen su reputación de exquisitez: su proporción de grasa, que le da un sabor más intenso, fino y delicado y su carne de textura tierna, suave y jugosa, hacen de esta parte del bonito una delicia hasta para los paladares más exigentes.

En el mercado, nos podemos encontrar con ventresca de bonito del norte fresca en piezas que, según el tamaño, da para dos o tres raciones, así como en conserva con aceite de oliva virgen extra. Recordaros que el bonito del norte es un producto gourmet muy temporal, que solo tenemos a nuestra disposición en los meses de verano, por lo que el mismo en conserva es una buena solución para poder degustarlo durante todo el año.

La ventresca fresca, como bien te hemos dicho, es la parte más rica y cotizada del bonito, por lo que cuando vayas a comprarla, no te extrañes por su elevado precio respecto a las demás partes del pescado. Además de su exquisito sabor en boca, posee un alto contenido en proteínas de valor biológico y ácidos grasos poliinsaturados, idóneos para reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares, además de fósforo, tiamina, vitaminas B6,B12,D y niacina.

Dado que como ya te mencionamos, es un pescado de gran calidad, una forma sencilla de consumir la ventresca es simplemente a la plancha con un chorrito de un buen aceite de oliva virgen extra y salteada con ajos, así se apreciará todo su sabor, aunque también la puedes hacer encebollada, con tomate, con pimientos del piquillo, etc. Respecto a la bebida con la que la podemos acompañar, la ventresca admite tanto vinos tintos como blancos, maridando ambos perfectamente con ella.

Como habrás podido comprobar, la ventresca se trata de una auténtica delicia que el mar nos ofrece. ¿Con ganas de una buena conserva de ventresca de bonito? Ahora solo tenemos esta opción, ya que no es la época de pesca del bonito del norte en el mar cantábrico. Para degustarla, visita nuestra tienda gourmet online y hazte con una de las mejores conservas de ventresca de bonito.


Productos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *