Bloody Mary casero, ¿lo preparamos?

Bloody Mary casero, consejos para preparlos

Para este fin de semana se nos ocurre preparar un Bloody Mary casero, ¿te apuntas? Vamos a jugar a un juego, piensa en los cinco cócteles más populares que conozcas, ¿a que el bloody mary está en esa lista? Junto con el mojito, el cosmopolitan, el daiquiri y la piña colada, es probablemente uno de los cócteles que podrían en cualquier rincón del mundo.

Pasos para hacer bloody mary casero

Lo primero que tenemos que hacer para elaborar un Bloody Mary casero es preparar los ingredientes. En este sentido, debes tener en cuenta que existen infinidad de variedades de este combinado, con fresa, con ginebra, e incluso con marisco. Sin embargo, en esta ocasión vamos a ser fieles a la tradición y vamos a decirte los auténticos ingredientes del bloody mary. En primer lugar, no deben faltar el zumo de tomate y el vodka, a los que acompañarán el zumo de limón, la salsa worcestershire, el tabasco, la pimienta negra molida, la sal y el hielo. Como ves, se trata de un cóctel contundente y, aunque pueda parecer un poco rocambolesco, la combinación de sabores resultante es irresistible.

Para conseguir un Bloody Mary casero perfecto, conviene no mezclar todos los ingredientes a la vez. En primer lugar, hay que poner el hielo en una copa adecuada para a continuación echar el vodka y controlar bien la cantidad. Después añadimos el zumo de limón, la salsa worcestershire, la pimienta y el tabasco. Lo mezclamos todo bien y por último llenamos el vaso con zumo de tomate.

Bloody Mary casero en 5 segundos

A priori, preparar un Bloody Mary casero no parece muy complicado, sin embargo, no siempre es fácil darle el toque justo de pimienta o saber cuánta salsa worcestershire incluir para que este cóctel tenga todo su sabor característico.

¿Te imaginas tener un Bloody Mary casero preparado siempre que quieras, al que solo le tengas que añadir hielo y el vodka que tú quieras? Pues ahora con el bloody mary de Juan Ranas es posible. La naturalidad del cóctel está más que garantizada, ya que el zumo de tomate con el que se elabora procede de los tomates de la huerta de Granada. El resto de ingredientes cuentan con la cantidad exacta para conseguir un sabor perfecto, con el toque justo de picante del cóctel.

Como eres tú mismo el que añadirá el vodka que quieras, puedes incluso no añadirle nada y disfrutar de un bloody mary casero sin alcohol bien fresquito en cualquier momento del día. Si decides añadirle vodka, te recomendamos utilizar un medidor, si no quieres pasarte con la cantidad de alcohol.
Para encontrar este cóctel tan práctico, solo tienes que entrar en nuestra tienda gourmet online y conseguirlo. ¿A qué esperas?


Productos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *